Subscribe:

Ads 468x60px

martes, 10 de mayo de 2011

Las Zapatas en la construccion y sus tipos

Zapatas en la construccionLas zapatas son cimentaciones superficiales o directas, como toda cimentación ha de garantizar, de forma permanente, la estabilidad de la obra que soporta.

Los tipos de zapatas pueden ser:

Por su forma de trabajar:
- Aisladas.
- Combinadas.
- Continuas bajo pilares.
- Continuas bajo muros.
- Arriostradas.
Por su morfología:
- Macizas,
Que a su vez pueden ser.
- Rectas.
- Escalonadas.
- Piramidales.
- Aligeradas.

Por la relación entre sus dimensiones (lo que condiciona su forma de trabajo).
- Rígidas. En las que el vuelo es menor o igual a dos veces el canto.
- Flexibles. En las que el vuelo es mayor a dos veces el canto.

Por la forma:
- Rectangulares, cuadradas, circulares y poligonales.

El uso de las zapatas aisladas como elemento de sustentación está limitado y se emplean cuando el terreno tiene, ya en su superficie, una resistencia media o alta en relación con las cargas, y es suficientemente homogéneo como para que no sean de temer asientos diferenciales. En el proyecto de obras de edificación de cualquier tipo deberá figurar, expresamente, una exposición detallada de las características del terreno, a cuyos efectos el Técnico que lo redacta podrá exigir al propietario un estudio del suelo y subsuelo, formulado por Técnico competente. Para su dimensionamiento y cálculo se adopta en todos los casos la hipótesis de reparto de presiones lineal, que corresponde al caso de cimiento rígido sobre terreno elástico. En casos excepcionales, en los que la importancia de la obra lo requiera, se adoptarán repartos diferentes para un dimensionamiento más apropiado de estos elementos.

Para el análisis y dimensionamiento riguroso de estos elementos aconsejamos al alumno
la lectura y estudio de las obras:

- Cimentaciones de Hormigón Armado, autores; Montoya-Meseguer-Morán.
- Cálculo de Estructuras de Cimentación, autor; J. Calavera.

Abordaremos solo el análisis de zapatas rectangulares por ser las más utilizadas. Se realizará así mediante la condición de no existencia de tracciones en el terreno y con análisis separados en las dos direcciones principales, cuando existan momentos aplicados en ambas.

Tensión admisible del terreno y asientos admisibles.

Para disponer de una idea orientativa tanto de las tensiones admisibles de los distintos tipos de terrenos, como de los asientos generales admisibles y las cargas a considerar en el proyecto de la cimentación se puede consultar el Capítulo VIII. Presiones en terreno de cimentación, de la NBE-AE-88. En la misma (apartado 8.9. Reconocimiento del terreno) se establecen los criterios para la elección de la presión admisible en el terreno. En cualquier caso, y dada la complejidad del problema de los asientos, cuando por las características de la estructura o la naturaleza del terreno sean de temer asientos superiores a los admisibles, el proyectista debe acudir a un especialista en cimentaciones. Los valores más usualmente manejados oscilan entre 1 y 2 kp/cm2.

Comprobación al vuelco.

La primera comprobación que debe efectuarse en zapatas sometidas a momentos o fuerzas horizontales es la seguridad al vuelco. El problema se reduce a comprobar que el llamado momento de vuelco afectado por un coeficiente de seguridad (por norma 1.5) es inferior al momento estabilizador, para ello se toma momentos respecto al eje -O-.

Cálculo de la armadura.-

El dimensionamiento de las armaduras necesarias en las zapatas de hormigón armado se efectuará de acuerdo con la norma EH en vigor. En la misma se establece primero una clasificación de las zapatas atendiendo a la relación entre el vuelo y su canto, siendo las mismas:

Tipo I. en las que el vuelo está comprendido entre: 0.5 h v 2 h.
El las que el cálculo de la armadura se realiza a flexión simple, generalmente por el método del momento tope, comprobando la adherencia de las mismas, así como, el esfuerzo cortante. El cálculo del punzonamiento generalmente no es necesario.

Tipo II. en las que el vuelo está comprendido entre: v 0.5 h.
Se calculará la armadura como si se tratara de una mensula corta.

Tipo III. en las que el vuelo está comprendido entre: v 2 h.
Se calculará como losa la armadura necesaria.

Tipo IV. Se trata de zapatas en masa (sin armar), en las que deberá comprobarse que no se
sobrepasen los valores de las resistencias virtuales de cálculo del hormigón a tracción por
flexión, al esfuerzo cortante y al punzonamiento.

Existe una segunda clasificación, mas extendida, en la que se considera:
- zapatas rígidas, aquellas en las que el vuelo es menor o igual que el canto.
- zapatas flexibles, aquellas en las que el vuelo es mayor que el canto.

TALUDES
Un talud es un paramento inclinado de un terraplén o de un desmonte, que habitualmente se revisten con plantaciones, tepes o empedrados para consolidarlos. También se denomina talud al ángulo máximo en que se sostiene el terreno al hacer una zanja o desmonte, sin que se produzcan corrimientos.

Los taludes pueden ser provisionales (taludes) o permanentes (desmontes o terraplenes), ver la Norma Tecnológica de Edificación NTE Acondicionamiento de Terreno, Cimentaciones, con las que se estudian los criterios de diseño y cálculo de este elemento.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haz un comentario sobre esta entrada!