Como se hace una camisa

Uno de los procesos mas demandantes en su fabricacion es el textil, sobre todo el de una camisa, puesto que entran en juego muchas variables que son muy delicadas en el momento de su manufactura. Lo fundamental a la hora de confeccionar una camisa es haber realizado una excelente selección de tejidos. Lo primero es dibujar el patrón base de tipo recto corto. No tiene pinzas y es casi igual por delante que por detrás.


Se puede comenzar con el de la espalda (izquierda), trazando un rectángulo que mida ¼ del contorno de pecho por el largo del talle desde la cintura al hombro tocando al cuello. Se toma ½ del ancho de espalda y trazamos la siguiente línea vertical. Luego se señala en ambos lados la altura del sobaco o axilas (desde abajo) y se traza la línea horizontal que la marca. Arriba se marca 1/6 del contorno del cuello y se traza una curva bajando 1 cm.

Ahora se toma la medida de la altura del hombro y se marca, desde la cintura, en la línea vertical interior. Desde el punto obtenido hasta el del cuello, se marca la línea del hombro. Se busca la mitad de la línea desde el hombro hasta la línea horizontal del sobaco, y de ahí al hombro se traza una recta vertical. Luego se continúa el trazo hacia abajo con una curva, obteniendo así la sisa. Ya tenemos todas las líneas.

El patrón delantero (derecha) se hace igual, pero la vertical interior está en el lado opuesto. Se ha de tener en cuenta el cuello: en la vertical, marca 1/6 del contorno del cuello mas 2 cm. La sisa varía también un poco: cuando tengas marcado el punto medio hombro-sobaco en la vertical interior, marca un punto 2 cm. A su izquierda, y entonces unes con una curva el hombro con ese punto con el sobaco. Luego repasas el resto del contorno y ya está.

Para comprobar que lo has hecho correctamente, encara ambos patrones por el hombro y por la sisa; deben coincidir. Además, las curvas del cuello y de la sisa han de aparecer continuas y sin ángulos. Ahora bien, este patrón (que se puede alargar convenientemente), sirve para personas sin pecho. Para una mujer adulta habrá que modificarlo con pinzas:

Vamos a tomar el patrón primario de espalda. Fíjate que la línea de la cintura mide ¼ del contorno del pecho, así que vamos a reducirla a ¼ del contorno de cintura. Calculamos la diferencia entre ambas medidas. Imaginemos que la diferencia son 7 cm. Vamos a quitarle tres por el costado y hacemos una recta de ahí a la sisa (sobaco). Se puede quitar más o menos, pero esto es lo corriente. El resto lo meteremos en una pinza:

A la mitad de la distancia vertical interior-vertical exterior derecha, en la línea de la cintura, marcamos la mitad y hacemos una perpendicular que llegue hasta la altura del sobaco. A cada lado del punto marcado en la línea de la cintura quitamos igual cantidad (como nos sobraban 4 cm., quitaremos 2 a cada lado). Y trazamos la pinza con sendas rectas desde el punto que hemos encontrado en la línea del sobaco hasta esos otros dos en la cintura. Ya tenemos la pinza hecha.

Con lo cual nos ha quedado el patrón de espalda entallado.

El delantero necesita más trabajo. Empezamos con el patrón base de antes. Luego lo alargamos hacia abajo, hasta la medida del largo del talle tomado por delante. La diferencia la marcamos también de la línea del sobaco para abajo y hacemos ahí otra horizontal. Desde ese nuevo punto de la vertical exterior hacemos una línea hasta la cintura (que nos saldrá diagonal porque en la cintura nos comeremos los tres centímetros de que hemos hablado antes). Dibujamos también la pinza de entalle igual que antes en la espalda (hasta la nueva línea debajo de la del sobaco).

Ahora, a la mitad de la distancia entre la línea del sobaco y la de debajo, trazaremos otra horizontal que llegue hasta la altura donde está el vértice de la pinza de entalle. Desde ese punto se tiran dos rectas que llegan a la vertical exterior, hasta los puntos que marcan las dos horizontales que ya teníamos. Nos ha quedado hecha la pinza falsa o de trabajo. Traza una recta desde la mitad del hombro hasta el vértice de esta nueva pinza. Con unas tijeras (las de cortar tela NO!!!), corta por esa línea (deja un poquito al final) y corta también por la línea inferior de dicha pinza. Mueve el pedazo de patrón que ha quedado casi suelto hasta anular la pinza falsa y pégalo ahí. Verás que arriba te ha quedado hecha una pinza de aplomo. Ya tienes el patrón delantero a tu medida.
.



Seguro que has visto otros tipos de pinzas. Prueba este modelo, luego practica con otros patrones ya preparados y elige el tipo de entalle que más te favorezca.

¿Y el largo? Tenemos un patrón hasta la cintura, pero si lo quieres más largo, has de tener en cuenta la medida “anchura de caderas”. Hecho el patrón y antes de recortarlo, alárgalo hasta la altura de la cadera. Traza desde la línea que marca el centro de la prenda hacia fuera una horizontal que tenga ¼ de la anchura de la cadera, y marca la diagonal desde ahí hasta el final de la línea de cintura. Sobre ella marcas de nuevo la altura de la cadera (de arriba abajo, así te saldrá un punto algo más arriba de la cadera). Redondea la línea de cadera para que se una al punto marcado, y luego termina dibujando hacia abajo la pinza de entalle, como en un espejo. Haz igual con el patrón delantero.

Las mangas tambien tiene otro patron y es muy delicado su elaboracion:



Bien, hemos hecho los patrones, los hemos copiado en la tela (dos espaldas y un delantero doble, por lo general). Lo mejor, sobre todo al principio, es probar a montar un patrón de papel, o hacer la prenda primero en tela de forro barata, para comprobar que nos sirve antes de cortar esa preciosa tela que nos hace tanta ilusión transformar en nuestra blusa favorita. Vale, tenemos el cuerpo y tenemos la manga. ¿Cómo la clavamos?

1. para ahorrarte dolores de cabeza al ajustarla al agujero de la sisa, empieza por pasar un hilván por la parte superior de la manga, por la parte del hombro, dejando hilo sobrante a ambos extremos. Esto nos servirá para fruncir la tela. El frunce debe pasar exactamente por la línea de la costura.

2. La has fruncido y mide exactamente lo que la sisa. La tienes ahí. Tienes el patrón del cuerpo. Vuélvelo del revés.

3. Mete la manga del derecho por la sisa, de fuera adentro. Haz coincidir la costura de la manga (esta primaria sólo tiene una) con la que cierra la sisa por debajo, y sujeta con un alfiler. Haz igual con la costura del hombro y la parte más alta de la manga. Sujeta todo con alfileres haciendo coincidir ambas líneas de costura, y repartiendo el frunce de la parte superior. Hilvana y ve sacando las agujas.

4. Vuelve del derecho el cuerpo y pruébatelo. ¿Funciona? ¿Queda bien? ¿No se ven errores? ¡Ya está!

¿El montado de la manga te está dando problemas? ¿Estás del frunce hasta el gorro? Si es una manga con una costura que coincide con la que cierra la sisa en el cuerpo, prueba el sistema que sugiero en la sección de “trucos”. Es sensacional y rápido.
Como se hace una camisa Como se hace una camisa Reviewed by Espacios Ocultos on 4:34:00 Rating: 5

No hay comentarios:

Haz un comentario sobre esta entrada!